WAPILLY.jpg

Wuapilly

"Mujer emprendedora, triunfa dentro de la Sustentabilidad"

El cuidado del medio ambiente es, en la actualidad, un reto mayúsculo a nivel mundial. Es por eso que diferentes organizaciones y proyectos, buscan una manera contribuir en la mitigación del daño ambiental.
Un ejemplo de esto es la empresa WUAPILLY, especializada en la creación de bolsas reutilizables hechas de costales de arpilla recuperadas en su mayoría de locales y comercios en mercados en distintos estados del país.
Ana Yasmin Capistrán Chagoya, fundadora del proyecto, toma la idea al percatarse del excesivo uso diario que se le da al plástico, con una cifra que rebasa las mil 250 bolsas al día en un solo establecimiento.
Sumado a esto los costales arpillas, que según las ventas de cada comercio se desechan alrededor de 500 a 700 arpillas a la semana, las cuales, al terminar de usarse, pueden ser letales en el medio ambiente llegando a acabar con la vida de seres acuáticos y terrestres que quedan atrapados en ella.
Es por esto que Ana creó “Estrategias para reducir el uso desmedido dela bolsa de plástico e impactar en diversos aspectos”, un proyecto escolar en busca de la sustentabilidad. El proyecto funcionó como parteaguas para lo que después se convirtió en ArpiBol, emprendimiento que comercializaba bolsas hechas a través de costales de arpilla. Si bien no fue trabajo sencillo, Ana utilizó diferentes técnicas hasta poder mejorar el diseño.
En 2019 Capistrán obtuvo el tercer lugar del Premio BLIS (Buscando Líderes en Innovación y Sustentabilidad), en la modalidad de Licenciatura. Ganando tanto dinero para poder invertir en el proyecto, sino también un proceso de incubación dentro de la UNAM.
Durante este proceso es que nace WUAPILLY, cuya finalidad ya no es solo el disminuir la huella ecológica que tienen estas bolsas, sino crear una empresa generadora de empleos a personas en condiciones vulnerables; mujeres y hombres de edad avanzada, así como madres y padres solteros, ofreciendo así un producto regido bajo políticas sustentables y socialmente responsable.
Ana, como ama de casa y madre de hijas pequeñas, tomó su ejemplo de vida para poder dar oportunidades a personas que lo necesitan y que tienen dificultades a la hora de conseguir un buen empleo.
Las bolsas y morrales WUAPILLY son conocidas ahora por su resistencia, comodidad, eficiencia y durabilidad, pero, sobre todo, por ser fabricadas por artesanos mexicanos.
Debido a la pandemia, muchos establecimientos han tenido que cambiar su funcionamiento, y tanto el internet como las redes sociales han tomado un mayor nivel de importancia.
Con la venta de sus productos (los precios van desde morrales de 28 pesos hasta bolsas grandes de 70) se ha llegado a diferentes partes del país como Tijuana, Mexicali, Oaxaca y el Estado de México. Mientras que a nivel internacional se ha abierto camino a lugares como Perú y Chile.

Te invitamos a visitar las redes sociales y así conocer de más cerca WUAPILLY y todos sus productos.
FACEBOOK: afly.co/wvl4
INSTAGRAM: afly.co/wvm4xv9fpi
WhatsApp Image 2021-10-21 at 12.16_edited.jpg

Valor compartido de proveeduría local 

 

El pasado jueves 23 de septiembre de 2021, la Cámara de Comercio del Magdalena Medio y Nordeste Antioqueño (CCMMNA) y la empresa minera Gramalote Colombia lanzaron el programa “Valor compartido de proveeduría local” dirigido a los empresarios de los municipios de San Roque, Cisneros, Yolombó y Maceo, pertenecientes al departamento de Antioquia, Colombia. En el evento realizado vía online se buscó hablar sobre la importancia del valor compartido en la proveeduría local con el fin de ayudar a fortalecer la productividad y la competitividad de las empresas de los interesados presentes.

Gramalote Colombia es un proyecto de minería de oro a cielo abierto ubicado en el municipio de San Roque, en el nordeste de Antioquia. Ha sido declarado por el Gobierno Nacional como uno de los Proyectos de Interés Nacional Estratégico (PINE), siendo estos aquellos que generan retorno positivo a la inversión, son sostenibles operacionalmente, aumentan la capacidad exportadora de la economía nacional, generan ingresos significativos a la Nación y a las regiones o contribuyen al cumplimento de las metas previstas en el Plan Nacional de Desarrollo de Colombia (PND) (Departamento Nacional de Planeación [DNP], 2013). 

Entre sus prioridades se encuentran aumentar la productividad y competitividad de la economía regional y nacional, así como contribuir al fortalecimiento de la co-minería y los planes de desarrollo locales y regionales brindando al territorio colombiano oportunidades para su desarrollo económico, social y ambiental.

El evento contó con la participación de Daniela Soto, presidenta de la CCMMNA, Juan David R., Gerente de Sostenibilidad de la empresa Gramalote, Javier Ávila, Director de Desarrollo Tecnológico y Sustentabilidad en el Complexity and Innovation Hub (CiHub) en México y Norman V. Álvarez, maestro en Relaciones Internacionales.  

Los expertos Javier Ávila y Norman Álvarez fueron los encargados de explicar a los espectadores qué es el valor compartido, cómo crearlo y su importancia, además de dar algunas recomendaciones para encaminar a los interesados hacia la creación de una cadena de proveeduría capaz de responder no únicamente a su región sino también a otras lejanas favoreciendo así el crecimiento de su empresa. 

Como primer punto, hablaron del concepto de “valor compartido” dado por Michael Porter y Mark Kra­mer en 2011, el cual, tiene como enfoque identificar y expandir las conexiones entre el progreso económico y el social. Dentro de él se agrupa a las prácticas, estrategias y políticas que una empresa realiza con el fin de mejorar su competitividad e ingresos al mismo tiempo que promueve la mejora de las condiciones económicas y sociales de las comunidades donde opera.

El Dr. Javier Ávila, resaltó la importancia de la cadena de proveeduría, haciendo énfasis en que es indispensable definir desde el inicio las actividades y los recursos con los que se cuenta, con el fin de madurar la cadena y de esta forma avanzar a una que tenga condiciones de crecimiento exponencial, donde se hable no únicamente de economías basadas en los recursos, sino también en el conocimiento.
Añadió que para tener una buena cadena de proveeduría es necesario mantener una buena comunicación con el mercado además de contar con una cultura de colaboración.



 

WhatsApp Image 2021-10-21 at 12.29.22.jpeg

Estrategias de innovación y nuevas tendencias de comercio

Como parte de La Jornada de Actualización del Programa Negocios Internacionales de la Fundación Universitaria del Área Andina, se llevó a cabo la conferencia “Estrategias de innovación y nuevas tendencias de comercio”, a cargo del Dr. Javier Ávila, Director de Innovación y Desarrollo Tecnológico en el Complexity and Innovation Hub (CiHub) y Director de la Incubadora de Empresas de Base Tecnológica de la Facultad de Ingeniería en la UNAM.

El Dr Javier Ávila inició explicando el nuevo panorama en el mundo de los negocios, el cual se caracteriza por ser un mundo donde la cantidad de información y la tecnología avanzan de manera exponencial, lo que a su vez encamina al mundo a: una posible cuarta revolución industrial donde se espera una mayor integración de los sistemas biológicos, físicos y digitales; a una economía basada en el conocimiento, donde los analistas de datos son los que están moviendo los negocios; y cambios en el modelo económico que generen sustentabilidad.

De este nuevo panorama el ponente explicó cuáles son las nuevas tendencias en el comercio, tales como el uso tecnologías de la información que han ido en aumento por su utilidad en la gestión del conocimiento. Por ejemplo, el uso de inteligencias artificiales para realizar análisis de vigilancia tecnológica en cuestión de segundos sobre cualquier tema. 

Otra tendencia que está ganando importancia es la sustentabilidad, con ideas como economía circular la cual busca modelos de negocios que reintegren los desechos en la cadena productiva; ecología material que busca diseñar y aprovechar las formas de crecimiento y propiedades de los organismos para formar partes o productos; el uso de energías limpias la cual ,por ejemplo, ya está cambiando el mercado de los paneles solares.

De igual modo, las tecnologías que representen un avance en la medicina, como nuevas prótesis y vacunas, y que ayuden a la globalización ya son una tendencia y su importancia sólo irá en aumento. Un ejemplo de estas últimas son las tecnologías que ayudan al comercio digital, teletrabajo y al acceso de la información.  

En la segunda mitad de la conferencia se resaltó el impacto que ha tenido la pandemia de covid-19 en el mundo de los negocios, donde resaltó que esta ha acelerado las tendencias, cambiado el perfil de los consumidores y el perfil empresarial. Los consumidores buscaron herramientas que les ayudarán a ser más autodidactas, y que les permitieran hacer teletrabajo, como youtube o zoom. Por otro lado, las empresas tuvieron que cambiar sus modelos de negocios, revalorar su cadena productiva, innovar, cambiar a una modalidad de teletrabajo, hacer sinergia entre marcas, ser más empáticas y enfocarse en las personas. Sin embargo, la pandemia también dejó impactos negativos como mayor aislamiento social, incertidumbre y miedo por el futuro, colapsos de cadena de valor, despidos y desaceleración de las tendencias sustentables. 

Ante esta necesidad de adaptación el conferencista recomendó: 

“Para un cambio de modelo de negocios siempre hay que analizar ¿de dónde venimos?, ¿en dónde estamos?, ¿hacia dónde vamos? y ¿cuáles van a ser las barreras?”

Ejemplo de ello, han sido los cambios que han experimentado los videojuegos y refrigeradores.

En la tercera parte de esta conferencia se nos presentó datos sobre la economía que nos indican que se van a comprar más bienes duraderos, que hay un aumento del comercio digital que se va a quedar, que las categorías de compra cambiaron, y que se va buscar internacionalización de los negocios, donde Colombia puede aprovechar sus múltiples tratados de libre comercio y convocatorias internacionales para proyectos para lograrlo.   

Por último, el Dr. Javier Ávila le dio cierre a la conferencia con la recomendación de aplicar la metodología de design thinking para analizar hacia dónde se dirigen las tendencias de comercio y plantear nuestras propias estrategias de negocios. 

 

“Es necesario evaluar nuestro escenario pasado (antecedentes), para conocer el porqué de nuestro escenario presente y poder dilucidar  el escenario futuro” 


 

Enlace de la conferencia: 

https://www.youtube.com/watch?v=QVDt9Q-hoCY&t=755s